img-20161118-wa0032

Desde mis zapatos. Por Irene Castillo.

Confieso que escribir no es una de mis virtudes, sin embargo, dentro de estos experimentos propios del construirse, hoy me animo a contar un poco de lo que ocurre dentro de mi revuelta cabeza. 

Pocas son las veces, que me siento con total transparencia, a contar lo que se vive desde mis zapatos. Quizá no sea una historia, de esas elaborada para el cine, pero cada vez que miro el camino recorrido; pienso en que, nada de lo que sucede hoy sería lo mismo, sino no hubiese pasado por ahí. Hace ya, casi seis años que empecé a caminar con el flamenco. Todo inició con una búsqueda de alternativas que hicieran mejor mi salud. Ya cansada de ser cliente frecuente del médico y los hospitales y una fan de los antibióticos, recuerdo, que en una reunión familiar, uno de mis primos sugirió que una terapia como la música, el deporte o el baile; podía llegar hacer una diferencia.

Motivada entonces por esto, me dedique unos cuantos días a buscar información, sin tener mucho éxito al respecto. Para suerte mía, un día de tantos, me proponía a dar un saludo de navidad o año nuevo, a una de mis amigas del colegio y Más >

TRANSITARTE, Al Andalus 2015. Fotografía cortesía Maureen Estrada

Flamenco en Costa Rica: un poquito de historia

Dentro del movimiento flamenco actual en Costa Rica hay muchas personas involucradas, en este video se muestra el quehacer de tres de las escuelas, entre ellas la nuestra. Agradecemos muchísimo a Camila Muñoz, Priscilla Fernández y Marilyn Ramírez, por habernos tomado en cuenta para mostrar un poquito de lo mucho que se hace, como representantes de quienes procuramos seguir enseñando/aprendiendo de este arte que tanto nos apasiona. Por aquí un poquito de historia:

El flamenco se convirtió hace muchos años en un arte que trascendió fronteras, entre ellas las de Costa Rica. La influencia de la música española es la primera en llegar al iniciar la década de los sesenta y los maestros Cecilio Casas y Paulina Peralta, empezaron con la tarea de trabajar con el “baile español” (clásico y regional español), incluyéndolo dentro de la formación de ballet y danza en sus respectivas escuelas.

La guitarra flamenca y el cante dan sus primeros pasos a principios de los años setenta, con los maestros Rodrigo Delgado y Orlando García, mientras que el cante llega a nuestro país en la voz del sevillano Fernando Mejías (España), quien hereda este arte de su abuelo materno y lo inculca en sus hijos Juan y José Mejías. Más >

Nochebuena 1

Manos ticas que visten el baile flamenco

“ El  flamenco tocó mi puerta y yo le pido a Dios que bendiga el flamenco”

Por Rocío.

Nació en 1969, “en la cuesta de enero y a mitad de quincena… cuando no hay plata para nada”. Hannia Amador Mesén, nuestra diseñadora de vestuario, nos comparte su historia en este mes marzo, diez años después de haberse integrado al equipo Al Ándalus. Los diseños que han pasado por sus manos y por su máquina se han lucido en los más importantes escenarios de Costa Rica, incluyendo por supuesto el Teatro Nacional y el Auditorio Nacional.

Pequeñita, sencilla, amante de los animales, muy sensible (aunque ella diga que no), muy exigente con su trabajo, siempre dispuesta a solucionar, ha sido mi compañera de camino y ha vestido a Al Andalus durante todos estos años.

En este mes en que se reflexiona sobre la Mujer, decidí hacerle esta entrevista que resultó más en una conversación de cómplices, en la cual sonreí mucho, pero también tuve que contener las lágrimas en ciertos momentos. Aunque su humildad no le permite reconocerlo, ella es un ejemplo de ganas, fortaleza, perseverancia, sueños y superación.

Como si fuera una cajita de tesoros que abro con cuidado para mostrar lo que guarda Más >

Alma de España, CENAC, Octubre 2015

Recuento 2015: De momentos y recuerdos

Taller Sofía Coto, Casa Al Andalus, Enero 2015

El año 2015 fue un año para no olvidar, con muchos recuerdos que saqué de nuevo a pasear por allí y muchos momentos nuevos y emocionantes por coleccionar. Para empezar, escuchamos los primeros sonidos del piso recién cambiado en Casa Al Andalus, con dos clases maestras impartidas por una de mis exalumnas radicada en Brasil: Sofía Coto, quien con su característica disposición a colaborar y su buen ánimo, abrió nuestro año flamenco por ahí del 22 de Enero.

 

 

TRANSITARTE, Al Andalus 2015. Fotografía  Maureen Estrada

En Febrero dieron inicio las clases regulares y los grupos más avanzados se preparaban a toda máquina para inaugurar el 16 de Marzo, con un extracto de “Con el Alma Aferrada”, el festival cultural más importante de nuestra capital: Festival de Verano TRANSITARTE. Fue muy emocionante saber que la comisión curatorial designada para el evento, reconociera el valor de la propuesta y la trayectoria de la agrupación para concederle ese honor. Para serles honesta me sentí muy honrada de participar en una iniciativa tan importante para la recuperación de espacios públicos y la sana convivencia. La experiencia siempre un tanto estresante porque en calle toda la parte técnica se vuelve Más >

12313913_10153210653242321_9082200439398678404_n (2)

Navidad Flamenca

 

Tuve mi primer acercamiento con el flamenco cuando era muy pequeña y siempre me quedó esa espinita de: “y sí lo vuelvo a intentar?”. Dieciocho años después me di cuenta que llegaba la hora de dejar de posponer algo que siempre había querido retomar. Así que me decidí. Estaba casi terminando el año 2014 pero la verdad, no perdía nada con intentarlo.

Fui a la primera clase, iba un poco nerviosa porque no sabía exactamente que esperar. Sin embargo, conforme fueron pasando los minutos el nerviosismo quedó atrás y al terminar esa clase salí con una sonrisa queno podía disimular.

Y así fue como clase a clase el flamenco se fue apoderando de mi.  Cada semana necesitaba más, quería seguir aprendiendo. Llegó Diciembre 2014 y como espectadora de la función “Con el Alma Aferrada”,  comprendí que había tomado la decisión correcta, que esto era lo que quería hacer y que ahí, en el escenario, era donde quería estar el año siguiente. La magia de los tacones, las castañuelas, los abanicos, los bastones y las faldas de volantes, me atrapó y me enamoró completamente.

Este año 2015 comprendí que Al Ándalus, más que una academia es una casa donde todas las personas que llegamos a Más >