Ya estamos en Mayo y el mes de abril nos dejó el recuerdo de compartir con la bailaora mexicana Karla Guzmán, gracias a la bailaora costarricense Milena Picado, que se la trajo a Costa Rica a darse una vueltecita. Las clases magistrales que recibimos con Al Andalus fueron muy provechosas y muy divertidas. Karla tiene un estilo particular que personalmente me gusta en cuanto trata de rescatar el baile femenino tal cual, que muchas veces se relega en función de los mil cuatrocientos zapateados que permiten solamente mostrar la habilidad técnica de los pies en el baile. El uso que Karla le otorga a su torso, sus brazos y sus manos, permite al espectador ver la diferencia entre el baile femenino y el masculino, y lo vuelve delicado, sutil, lleno de matices…pero sin perder la esencia de la fuerza que caracteriza al flamenco.

Además Karla compartió conmigo unas variaciones hermosas de las sevillanas, que, aunque algunos no las incluyen dentro del baile flamenco, yo considero que pueden aflamencarse cuanto se desee y además, cuando se aprende flamenco, permiten un primer acercamiento a una forma de trabajar el cuerpo que no está presente en nuestra memoria histórica cultural. Así que bueno, gracias Karla por compartir con nosotr@s en estos días.

Y ahora a trabajar de lleno en la puesta en escena para la celebración de los 20 años de Al Andalus. Estoy tratando de organizar las ideas para hacer algo distinto que retome un poco nuestra historia “personal”, para l@s que tenemos más tiempo de estar compartiendo juntos esta afición por el flamenco, pero que resulte muy interesante para quien comparta con nosotros, aún siendo su primer encuentro.

El mes de Mayo se caracteriza siempre por la entrada del invierno: las primeras lluvias. Estas tardes un poco grises me han servido para dar vueltas y vueltas y tratar de imaginar algo diferente, quizá un poco nostálgico, pero con una mirada hacia lo que está por venir. Algunas frases de mis amigos en el facebook me han acercado todavía más la idea y me han recordado situaciones que como grupo nos ha tocado pasar.

Un tren. No sé porqué pienso en eso, aunque a Sofi no le sugiera nada muy flamenco. Sigo viendo fotos y videos. Registrando en los archivos de mi memoria esos recuerdos que como grupo nos marcaron y definieron, y hoy por hoy nos permite ser quienes somos.

La lluvia viene para traer cosas nuevas y diferentes….espero que me sirva de inspiración!

En la vida no hay que esperar a que pase la tormenta , hay que aprender a bailar bajo la lluvia…” Frase que me robé del muro de Felipe porque me encantó.

Les comparto además estas hermosas sevillanas….Sevillanas. Flamenco. Saura.