img25726

Una nueva Nochebuena

Por Naty

Recuerdo nuestro primer “Al Ándalus en Nochebuena”, en el 2007, con mucho cariño. Como todos, fue un espectáculo que preparamos con mucha dedicación, pero por el tema quizás aún más. La Navidad es una época de mucha alegría para nosotros.

 

Ese año esperábamos a Triana, que hoy es toda una niña hermosa, inteligente y talentosa. Este año bailará en el escenario. Y desde el público tendremos a Maite, la nueva princesita de la Academia. Bailó Caty, otra de nuestras amigas flamencas, quien hoy vive en España y que este año dio a luz a Hugo, por quien rezamos mucho en sus primeros días y que gracias a Dios está bien, gracias al amor que lo acompaña.

 

Pero además, la Navidad siempre ha sido para mí muy especial. Por esas fechas, celebramos el cumpleaños de una de las personas más importantes de mi vida, mi hermana Sophía, y el mío, que siempre me gusta celebrar al lado de mucha gente que quiero. Es época de unión, alegría y esperanza, y esa esperanza se plasma en este espectáculo de principio a fin.

 

Hoy hay muchísimas caras nuevas en el espectáculo, porque la familia ha crecido. Como en muchas familias, varias han dejado el nido Más >

Dani

Nochebuena el segundo fin de semana de Diciembre

Para mí, la Nochebuena siempre es el segundo fin de semana de Diciembre. Les digo por qué: En el 2009 empecé a bailar flamenco y no imaginé los planos de mi vida a los que iba a trascender. Ese año trabajamos disciplinadamente, nivel de principiantes y éramos seis en el grupo que daba Naty. Personalmente, este arte me envolvía y me sorprendía cada vez más.

El día de la presentación fue indescriptible. Éramos el grupo de nivel más básico de la academia y yo me sentía satisfecha de lo que habíamos logrado. Salir al escenario y entregarlo al público tuvo un nivel de gratificación que no esperaba experimentar, un obsequio inmaterial y una prueba de lo que el alma puede alcanzar.

Estaba dejando de creer en la religión, pero considero que el baile tuvo mucho que ver con que actualmente yo siga creyendo en la fe espiritual, porque bailar flamenco es lo más cercano a una experiencia más allá de lo físico y mental que he tenido. Es imposible que yo afirme no ser más que un organismo humano teniendo esto. Se ha convertido para mí en un vicio, un arraigo, un apego que no puedo dejar.

Y continué de consentida: en el Más >

Laura

Navidad entre lunares

Definitivamente desde siempre mi época favorita del año es Diciembre.  Se siente en el aire y en la actitud de la gente y eso hace de este mes muy  especial y diferente a los demás. La Navidad nos invade a todos y es una mezcla de nostalgia y alegría que no se siente en ningún otro momento del año.

Si cierro los ojos puedo hacer un recorrido por Navidades y fines de año que tienen mucho valor sentimental:  las mañanas del 25 de diciembre cuando abría regalos y despertaba a todos a las 6 a.m., la casa de muñecas que fue el regalo favorito de mi infancia (porque ya de grande supe que  la construyeron y pintaron mis papás y hermanos), la narración de Radio Reloj en los últimos minutos del 31 de Diciembre, la cual siempre me ha parecido muy pintoresca porque es una combinación de ansiedad, alegría y un poco de angustia, como si fueran los últimos segundos de vida en este mundo, jajaja.   Y si sigo, no termino de recordar cosas muy significativas.

Ya de grande los recuerdos más vívidos de esta época no son las cosas materiales, si no los momentos con los que quiero, mi familia y Más >

Noelia

Finalmente “Al Andalus en Nochebuena”

Hace unos años, para ser más exacta, en Enero del año 2008, vi un video de baile flamenco en mi lugar de trabajo de ese entonces. Era de un tema navideño, del nacimiento del Niño. Cuando lo vi pensé que bonito sería bailar esas canciones con motivo del portal, de la Virgen María, que mece al Niñito…me gustó tanto!

En ese momento recordé a mi abuela y a mi tía abuela, que siempre iban al teatro a verme en mis presentaciones de baile folclórico. Pensé que por la temática, les gustaría mucho ver algo así. En ese entonces yo tenía entre mis metas bailar flamenco, pero no había encontrado dónde o al menos un lugar que se viera bonito para ir a probar, ver qué tal y si yo funcionaba en ese tipo de baile.

Me llamó la atención ver el programa de mano que venía junto al cassette, traía un número de teléfono y lo anoté para averiguar sobre las clases. Ese video de la presentación del año 2007 de “Al Andalus en Nochebuena” me capturó por completo. Me decidí a llamar y ya en Febrero del 2008  inicié mis clases.

Al principio fue muy difícil, a pesar de haber bailado en Más >

manfe

Beneficios Psicológicos de Bailar Flamenco

Por Mariangel Vindas Psicóloga y bailaora

Bailar flamenco es beneficioso, ¿a quién no podría gustarle, a quién no podría beneficiarle? Es tan bonito, tan retador, tan divertido, tan apasionante, tan chiva ir a las clases y compartir con las compañeras. Estas opiniones, y creo que no me equivoco, ellas las compartirían conmigo y agregarían muchos sentimientos más, llenos de pasión y de amor por esta disciplina tan maravillosa que nos cautiva, nos enamora y nos pone a bailar donde sea que suene una sevillana o cualquier ritmito que pueda parecernos “aflamencado”, y si no parece flamenco, ¡igual le metemos los zapateados y los floreos!

Pero para quienes necesitan un  poquito más para terminar de convencerse, o para quienes ya lo disfrutan pero quieren ver todo lo hermoso que nos aporta, hagamos un recuento con puntos específicos del baile flamenco y sus beneficios psicológicos:

1)      AUTOESTIMA: Si una persona se dio la oportunidad de entrar a clases de baile flamenco, ya hay ahí un poquito de amor propio, sea consciente o inconsciente. Esta persona se percibe con la capacidad de aprender, considera que puede manejar la frustración de no poder hacer todo al comienzo, pero si persevera es porque sabe que puede ir mejorando Más >